Apenas nos enteramos que en noviembre veremos la siguiente edición de Battle of Boxes y ya empezó a escucharse en boxes de todo México la misma pregunta: “¿vas a meter equipo en BOB?” Y cómo no, si siempre resulta una experiencia única, no importa si vas a competir, a ser espectador o juez. Tampoco importa si es tu primera competencia, o nunca has faltado a una edición. Sabemos que ésta es LA COMPETENCIA, la señora competencia para la que te preparas, eliges cuidadosamente a quienes van a jugársela contigo y la que separas en el calendario como fecha sagrada, este año marcada para el 24 y 25 de noviembre, ni más ni menos que en Querétaro.

¿Por qué en Querétaro esta vez? Pues además que es una ciudad que tiene todo, también tiene una sede que queda a la medida de la competencia: la Universidad Anáhuac. Pero aquí lo importante es que, al estar en una ciudad a menos de dos horas en coche de la Ciudad de México, le da la oportunidad de llegar más fácilmente a todos los competidores del país, sin problema de conectividad área o carretera.

Foto por Eduardo Cano
Foto por Eduardo Cano

Esta edición promete mucho, con la unión de creadores por un lado de Battle of Boxes y por el otro de la Liga Latam y el Invitational, no quedarán competencias en México que puedan reunir a la cantidad de atletas que han llenado estas competencias, ni que puedan dar la calidad de espacios y pruebas físicas que esperamos ver.

Las expectativas son altas y es que, con la cantidad de sorpresas que nos hemos llevado en las anteriores ediciones de BOB, los competidores y la audiencia queremos que llegue la fecha para ver lo que nos depara esta fusión de staff, que cómo sabemos, tiene elementos que se han curtido con los grandes en los CrossFit Games y los Regionales de Latam.

Y hablando de los buenos momentos que nos ha dado BOB, en las redes sociales ya se empieza a mover la melancolía por las ediciones anteriores, donde algunos atletas comparten sus experiencias y logros subiendo una foto del recuerdo, y hasta nos cuentan cómo se están preparando para lo que viene. Muchas de esas historias las conocemos todos…

BOB fue la primer competencia que trajo atletas de Los CrossFit Games a ponerse al tú por tú con los mexicanos. ¿Se acuerdan del equipo de Jeremy Kinnick? Entusiastas, fuertes y muy alivianados, peleando por el primer lugar como los grandes, pero bueno, los mexicanos no los dejamos ir con la corona. Fue el equipo de Tigran quien les ganó la batalla. Y estábamos todos emocionados por ver como sacaban la casta.

Foto por Eduardo Cano

La misma emoción, pero a nivel fanáticos, se vio con la innumerable cantidad de fotos y videos que todos le pedían al equipo formado por Ryan Fisher, Jordan Troyan y Daniel Petro… Aunque probablemente los superaba por mucho a los tres, la guapa Rita Benavides, que fue súper asediada en el evento. Aun así, podemos admirar a todos los atletas extranjeros, pero el apoyo de aquella final en la que se enfrentaron con los mexicanos, donde retumbaba en todo el recinto el grito “¡México, México, México!, dejó en claro que, para nosotros, nuestra comunidad está primero.

Sin duda la visita de todos los atletas de Games le dio a BOB el nivel de competencia que nos gusta ver, pero también nos ha mostrado a lo largo de los años el crecimiento y gran talento de los atletas mexicanos. Es imposible no recordar a Samara Carpio sacando un Clean and Jerk de 215 lbs; o a Brenda Castro sacando un Snatch de 190 lbs, ambas con un ambiente lleno de gritos y aplausos de toda la comunidad.

Muchos van a recordar una edición más que otra por cómo lo vivieron, pero en cada edición sin duda nos han sorprendido los organizadores con wods que no veíamos venir… ¿Se acuerdan de King Kong? En aquel tiempo era súper pesado. O de la monstruosa cantidad de libras que tuvieron que arrastrar en trineo todos los equipos. También recuerdo que cuando salieron las assault bikes, en BOB ya las tenían listas para hacernos sufrir. Y las imágenes que vimos en fotos del worm, como sufría cada competidor, en una ocasión fueron con cajas encadenadas y lo hacía ver todavía peor.

Foto por Eduardo Cano

No hay duda que toda la comunidad le tiene afecto a Battle of Boxes, y es que han sido pioneros en muchas cosas; desde presentarnos a Tysean que volvió la voz característica de las comptencias de crossfit en México, hasta tener como patrocinador principal a una marca deportiva mundialmente reconocida como Reebok. Y una muy importante a mi parecer, la primera vez que todo México pudo ver una transmisión en vivo competir a los equipos de sus boxes, fue precisamente en BOB.

¿Qué esperar de Battle of Boxes este año? Creo que lo resumiría en: wods retadores, atletas entregados, un recinto de primera, staff comprometido, mucha comunidad alentando, el ambiente que siempre deja buen sabor de boca; seguro que habrá sorpresas, pero sobre todo, nos va a dejar nuevos momentos que recordar.

¡Nos vemos en Battle of Boxes 2018!