Estoy seguro que alguna vez has escuchado hablar de los ciclos de sueño y que son muy importantes para la recuperación muscular y liberación de hormonas del crecimiento, pero ¿sabes cuantos siglos son y cuál es el efectivo para la recuperación?

Fases y ciclos de sueño

A diferencia de lo que normalmente se cree, cuando duermes no entras en una única etapa en la que “pierdes el conocimiento” y visitas al hada de los sueños mientras que tus músculos se regeneran solitos. No. Existen distintas fases de sueño, cuatro en total, y cada una de ellas cumple con una función determinada.

Fase I, II, III y REM son el total de etapas que tenemos cuando dormimos y se repiten una y otra vez, dependiendo de la cantidad de horas que estemos en cama durmiendo.

Fase I

Esta es la etapa de “adormecimiento”. Comprende los primeros 10 minutos del sueño (aproximadamente), esta en realidad es una etapa de transición entre estar completamente despierto a comenzar a dormir. Esta etapa es la más ligera del sueño, significando que te puedes despertar muy fácilmente. Aquí el cuerpo se relaja y la actividad cerebral baja su ritmo también.

¿Te ha pasado que de repente tienes la sensación de caer de un edificio o incluso de la cama? Estás en esta etapa.

Fase II

También conocida como etapa del sueño ligero, la cual ocupa aproximadamente el 50% de nuestros ciclos de sueño. Aquí ya no es tan fácil despertarte como en la etapa anterior y nuestro cuerpo lentamente comienza a desconectarse de nuestro exterior. La temperatura corporal comienza a caer y el ritmo cardiaco comienza a disminuir. Aquí las ondas cerebrales comienzan a disminuir, pero aparecen unas ondas cerebrales llamados “ejes de sueño” y “complejos k” que para no hacerte el cuento largo, estas ondas cerebrales te ayudan a mantenerte dormido y cuidar tu ciclo del sueño.

Fase III

Conocida también como la etapa del sueño profundo, esta es la parte más restaurativa de todo tu ciclo de sueño. En esta parte la segregación de hormonas del crecimiento ocurre, así como también fortalece tu sistema inmune, por lo cual es muy importante para los deportistas.

Caminar, hablar o lanzar golpes dormido es una característica de esta etapa del sueño.

Fase del sueño REM

REM es la abreviación de Rapid Eye Movement y como su nombre lo dice, se caracteriza por que sus globos oculares debajo de tus párpados se mueven de manera acelerada.

Aquí ocurre una alta actividad cerebral, muy parecida a la que tenemos cuando estamos despiertos. A causa de que tu cerebro está mas activo, es cuando sueles soñar. A pesar de que la actividad de nuestro cerebro es alta, nuestros músculos se encuentran bloqueados.

Ciclos de sueño

Un ciclo de sueño es la unión de las cuatro etapas del sueño que acabo de describir. En promedio las personas comienzan cada ciclo alrededor de 90 y 120 minutos, resultando en 4 o 5 ciclos de sueño por noche u horas de sueño empleadas.

En relación al tiempo empleado de cada fase en los ciclos de sueño, va modificando ligeramente conforme al número de ciclos de sueño que vayas acumulando.

La fase I ocupa el menor periodo de tiempo del ciclo de sueño, pero es muy importante ya que permite a tu cuerpo entrar en la fase II.

La segunda fase ocupa alrededor del 40-60% de tu ciclo de sueño.

La fase III no ocupa tanto tiempo como la segunda fase y, a pesar de que es uno de los más importantes, ocupa solamente del 5-15% de tu ciclo de sueño (en adultos, los niños cuentan con una duración mayor).

La fase REM va cambiando en relación al número de ciclos que vas acumulando. Conforme avanzas con tus ciclos de sueño, más porcentaje de tu ciclo abarca.