CrossFit venciendo las adversidades

La historia de Caro Mora, atleta activa en CrossFit quien superó un accidente que prácticamente la imposibilitaba caminar.

258
0

Carolina Mora Ochoa es una chica que, en el momento del accidente, tenía 21 años. En ese entonces era una adolescente que cursaba la carrera de diseño gráfico y hacía ejercicio de manera regular, un poco de gym, un poco de running pero nada del otro mundo.

En un día como cualquier otro, haciendo su rutina del día a día, Caro repentinamente comenzó a sentir la cadera “extraña” del lado izquierdo. Al llegar a su casa ese día, en el momento en que se bajó de su auto todo cambió, su cadera tronó y en cuestión de segundos su pierna dejó de funcionar y en menos de lo que canta un gallo. Caro se encontraba en el suelo con un dolor impresionante.

Tras unos minutos de agonía por que su hermano no contestaba a su llamado, unas amigas suyas y el mismo hermano por fin llegaron para ayudarla a levantarse y trasladarla al hospital. El veredicto del doctor no era bueno. Cadera dislocada, su cadera derramó tanto líquido que no pudo más. El dolor era tan apabullante que Caro se desmayaba o incluso vomitaba del sufrimiento.

Lo peor está por venir

Después de realizarle estudios a consciencia a Caro descubrieron que no solamente era la cadera: la cabeza del fémur estaba lastimada y sufrió de un esguince de tercer grado en el muslo. Caro sufre de una enfermedad degenerativa que ocasiona que los cartílagos se desgasten con mayor rapidez, ahí el motivo del por qué comenzó con todo este mal.

Antes de que intervinieran quirúrgicamente a Caro, fueron a buscar una segunda opinión. Acudieron con un especialista en rehabilitación física y medicina del deporte. Con dos terapias al día y los medicamentos necesarios para mantener el dolor en la línea, Caro permanecía postrada en cama esperando lo mejor.

Durante un periodo de 6 meses de estar acostada en una posición específica, ya que no podía estar completamente acostada o si no el dolor regresaba, Caro nunca perdió la fé en que iba a caminar de nuevo e incluso a reanudar su vida deportiva.

Después de la tormenta, viene la calma

6 meses pasaron de sufrir en esto que en un principio no parecía que llegara a ningún lado. Después de ese tiempo, poco a poco Caro comenzó a moverse un poco más, sentarse se había convertido en uno de sus logros más grandes y poco a poco los triunfos se fueron sumando e incrementando, caminar con andadera y con mucho cuidado y poco a poco comenzó a caminar con un bastón.

Para esta etapa de la recuperación, Caro era capaz de ir al consultorio del doctor que la llevó y trato durante sus 6 meses de agonía mediante sus propios medios. Con el tiempo y dos sesiones diarias dieron de alta a Caro y pudo salir adelante.

Durante los terribles 6 meses en los que Caro estuvo postrada en cama, siempre mantuvo una actitud positiva a pesar de escuchar comentarios como “no creo que Caro pueda volver a hacer ejercicio” o comentarios de familiares recomendando a su padre regalar sus tacones ya que no los iba a poder usar nunca más. Caro nunca se rindió y en su cabeza se decía “así he de hacer ejercicio con los puros brazos, pero volveré”. Siempre tuvo en su cabeza que esta etapa era un break y que tarde o temprano regresaría al mundo de la actividad deportiva.

CrossFit toca la puerta

Un amigo cercano a Caro abrió un box en Morelia (Red Box), fue a la clase de prueba y desde que llegó ya no faltó. Como era de esperarse todo el mundo le prohibió hacer CrossFit, Caro haciendo caso omiso comenzó con la práctica de nuestro deporte. Con lágrimas de dolor de hacer un air squat de decía ella misma “…si no tengo articulaciones, entonces construiré músculo para que detenga bien mis huesos en su lugar”. Con el transcurso del tiempo, la constancia y sin nunca dejar de lado a su rehabilitador desde que todo pintaba mal, Caro ha logrado superar esa etapa obscura y ahora es una persona feliz y una atleta activa en CrossFit (su última competencia fue en Competencias FSC donde participó con el equipo Red Box).

 

¿Tienes una historia digna de contarse? ¡Comunícate con nosotros a través de nuestras redes sociales!