¿Llego el frío? Sobrevive y no dejes de entrenar

25
0

Cada vez el invierno está más cerca y con él, las bajas temperaturas, las cuales, afectan nuestro rendimiento en el entrenamiento por muchas razones, entre algunas, puedo hablarles de las que personalmente soy víctima.

Problema: Estoy todo “Tieso”

Razón: En tiempo de frío nos sentimos con menor facilidad de movimiento debido a que la tensión de nuestros músculos y articulaciones es mayor porque las contracciones de los mismos aumentan con las bajas temperaturas.

Solución: Sabemos que siempre debemos darle tiempo suficiente al calentamiento, estiramiento y movilidad, pero en temporada de frío es aun más importante darle tiempo a nuestro cuerpo de entrar en calor para de esta forma poder entrenar correctamente, sin dolor, con fluidez y sin riesgo de lesiones. Cargar la barra o colgarte de las estructuras de gimnásticos con los dedos congelados es incomodo y muy doloroso, además la mayoría de los resfriados se pueden prevenir manteniendo nuestras extremidades calientes, ahora es cuando esas calcetas largas nos sirven más que nunca para mantener nuestros pies y piernas protegidos del frío y cuando los guantes pueden ser una solución para calentar nuestras manos. De igual forma se pueden utilizar ungüentos que ayuden al cuerpo a entrar en calor, pero ¡ojo! no hay que abusar de estos ungüentos, el cuerpo debe realizar esa función para la cual está preparado, si lo ayudamos de más, vamos a terminar por hacerlo flojo y a la larga terminaremos dependiendo de esas cremas para poder iniciar nuestros entrenamientos, cosa que no queremos.

Problema: Se me sale el pulmón

Razón: No se ustedes, pero cuando entreno con frío realmente siento una incomodidad muy peculiar al respirar, como si se me quisiera salir el pulmón del pecho, así tal cual. Hay que tener mucha precaución, sobre todo si tienes antecedentes de alguna enfermedad respiratoria grave, debemos cuidarnos, de lo contrario podemos enfermarnos gravemente y  vernos en la necesidad de suspender el entrenamiento.

Solución: En estos casos se recomienda en la medida de lo posible entrenar bajo techo y solo realizar actividades al aire libre cuando sea estrictamente necesario, así como utilizar alguna prenda que funcione como filtro para el aire frío, como tapabocas o bufandas es una excelente. Pueden resultar incomodas al principio, pero en un par de días te acostumbras y tus pulmones y garganta te lo van a agradecer.

Problema: No tengo ánimos

Razón: La depresión invernal es común sobre todo en quienes estamos acostumbrados al sol y el calor. Es totalmente normal que nuestro estado de ánimo decaiga en esta temporada debido a la lluvia, el frío y la ausencia del sol. En muchas ocasiones, si no es que en todas, lo único que queremos es quedarnos acostados en la cama, cobijados, viendo la televisión o navegando en las redes, tomando algo caliente.

Solución: Lo único en estos casos es apoderarte de tus emociones y a como dé lugar pararte de la cama e ir a entrenar, te prometo que la parte difícil es solo salir de tu casa y el camino hacia el box, en cuanto estés ahí, te vas a sentir más animado.

Problema: Quiero “Pan Chopeado”

Razón: En tiempo de frío nuestra temperatura corporal es más baja por lo que nuestro cuerpo tanto en actividad como en reposo utiliza mayor cantidad de calorías para generar energía y de esa forma mantenerse caliente. Por esta razón nos sentimos con más hambre, en especial de alimentos densos en calorías, lo cual no es precisamente una lata de atún o un batido de proteína, ¡aceptémoslo! Se nos antoja el pan, entre más esponjoso ¡mejor!, y si podemos chopearlo* en chocolate caliente ¡mejor aun!

Solución: Algo que puede ayudar mucho es aumentar un poco el consumo de grasas buenas tales como las almendras, nueces, aguacate y aceite de coco, esto debido a que son alimentos densos en calorías pero que no sabotean nuestras dietas. También existen muchas opciones en el mercado como el Pan con bajo impacto en la glucosa, chocolate amargo en leche de coco o almendras, y miles de recetas Paleo apegadas que pueden hacer de tu invierno delicioso pero sin comprometer tus resultados.

Aunque, creo yo que no nos hace daño chopear pan de vez en cuando, a menos que estemos en tiempo de engorda, no debemos abusar.

*Chopear: acción de sumergir un pedazo de pan en algún liquido caliente como cafe o leche.

Estoy perdiendo peso

Razón: Por el contrario del punto anterior, existen atletas a quienes no se les antoja comer más, ellos simplemente siguen comiendo lo mismo, por lo cual, al aumentar su gasto calórico con el frío, pero no su consumo, empiezan a bajar de peso, cosa que muchos de los hombres y mujeres que se preparan para competir en CrossFit no desean.

Solución: En este caso la solución es la misma, las grasas buenas contienen mayor cantidad de calorías en menores porciones de alimento, aumentar su consumo puede prevenir un déficit calórico. Los suplementos alimenticios con cargas equilibradas de proteínas y carbohidratos son los que van a salvar el músculo de los atletas que sufren con el aumento de porciones alimenticias, ya que, consumen lo que necesitan en menor porción y de forma más fácil y rápida.

Me siento como una Botarga

Razón: Capas tras capas de ropa y sigues con frío, no puedes ni voltear a ver el cronometro de tanta ropa que traes encima, te sientes como una botarga intentando hacer CrossFit, sobretodo porque los hombres están acostumbrados a entrenar sin playera y las mujeres en chiqui-shorts y top. Después de todo, bailar como un trompo bajo un traje de un medico panzón es todo un merito, no cualquiera.

Solución: Más ropa no significa más calor, usar mil capas de ropa es muy incomodo a la hora del WOD, la solución es utilizar las prendas adecuadas. La ropa térmica es lo que necesitamos para poder entrenar sin frío y sin comprometer nuestra movilidad. Existen térmicos de todas las marcas y precios, unos mejores que otros, finalmente todos funcionan, la elección dependerá de tus gustos y capacidad económica.

Estos son algunos de los problemas de los que yo o mis conocidos somos víctimas en la temporada invernal, seguramente pueden existir otros, para los que también debe haber una solución que nos permita continuar nuestra rutina.

Lo importante es no dejar de hacer lo que amamos por los cambios de clima, ni comprometer nuestra salud debido a la falta de cuidado, si recordamos calentar bien, comer bien y proteger nuestros pulmones en estas fechas, lograremos sobrevivir el invierno sin afectar nuestros avances y probablemente sin recibir el año hechos unas pelotas.