Manos de crossfitero: cuida tu herramienta de trabajo

83
0

Existen muchos deportes donde las heridas son sinónimo de dedicación, constancia y disciplina, y se portan con un orgullo que sólo los que practican el deporte lo entienden, en las artes marciales mixtas tanto como en la lucha o el jiujitsu una de ellas son las orejas de coliflor, causadas por la ruptura constante del cartílago, jamás he escuchado decir a una mujer: ” mira que sexys orejas de coliflor tiene Randy Couture”.

Si eres apasionado al CrossFit te habrás dado cuenta que las manos suaves, tersas y lisas, son cosa del pasado y seguramente en alguna ocasión haciendo Pull Ups los callos se te habrán reventado haciendo una obra de arte de sangre, magnesia y sudor en el lienzo de la palma de tu mano.

En alguna ocasión que me pasó esto, una doctora me dijo: ” no te preocupes, ponte una gasa para cubrir la herida”, a lo que yo pensé: “¡what!” Le pregunté si se me pegaría a la mano y su respuesta fue mejor aún, me contestó: “te la quitas con agua tibia”. Seguramente esa doctora nunca se ha abierto las manos y por eso no sabe que la sensación del más sencillo roce de aire se siente como si a uno le pusieran ácido en la herida.

Existen formas de cuidar tus manos después de la herida y aquí te diré cómo cuidarlas para que nunca tengas que sufrir de nuevo. Debemos de saber que los callos es una formación de piel que se va acumulando en ciertas zonas por la constante exposición a heridas suaves, es decir al roce, pliegues o presión, es una respuesta del cuerpo para protegerse del constante maltrato. En CrossFit es muy normal la formación de éstos, aún con el uso de guantes, por lo que es inevitable su formación. Sí, no te vas a salvar de tener callos pero esto no significa que tus manos tengan que sufrir.

¿Cómo evitarlos?

El primer error está en el agarre, he visto tanto a coaches, atletas y simples alumnos que van a hacer ejercicio, que no tienen ni idea de cómo agarrar una barra al hacer Pull Ups o de igual importancia agarrar una barbell o una kettlebell. Acércate a tu coach, investiga, hay muchas imágenes en internet donde explican que el agarre es con los dedos no con la parte baja de ellos donde se unen.

Usa accesorios!

Guantes, pulls, cinta, kinectic tape; lo que quieras pero cuida tus manos.

Guantes: prohibido usar guantes de gimnasio, olvida los guantes sin dedos, los acojinados ¡adiós! ¿Guantes con grip under armour para football americano? ¡No! Si se agarran por si solos a la barra, pero tampoco queremos que te rompas las muñecas.

Existen varios tipos de guantes ideales para CrossFit, claro están los reebok para CrossFit, en una versión más económica la marca Mechanics que rondan sobre los $200 a los $400 pesos mexicanos en las tiendas para coches.

Pulls: esos pedazos rectangulares de piel con 2 agujeros para meter los dedos, a mi gusto estos son los mejores y versátiles, ya que dejan el resto de mano expuesta para realizar otros ejercicios.

Cinta: Hay varias formas de vendajes para cuidar las manos con la cual no pierdes agarre para sostenerte de la barra.

Kinectic tape: esa cinta elástica con pegamento disque milagrosa cura todo, corta un pedazo como de 20 cm, dobla una esquina como 5 cm y has 2 cortes pequemos en forma de “u”, mete tu dedo medio y anular, y pega el restante en el dorso y en la palma hasta la muñeca.

Mantenimiento del equipo

Asegúrate que las barras estén limpias, normalmente por la constante aplicación de magnesia a presión, en las barras se formas costras, limpialas antes de usarlas, esto evitará que tus manos entren en contanto con superficies demasiado rasposas y tengan una fricción excesiva.

¿Ya tienes callos? ¡Cuídalos!

Usa algún accesorio para quitar los callos, hay varios tipos, los que cortan finas láminas de piel o los que van rayando el callo como si fuera un rallador de queso, lijas de agua, piedras, exfoliantes, etcétera… Yo en lo personal uso el que parece rallador de queso, es portátil, rápido y lo puedo usar 5 minutos antes de empezar un wod en caso de sentir que mis manos peligran. Otro método bastante útil es el de la lija de agua mientras te bañas, corta un pedazo de esta y con tu dedo indice aplica movimientos constantes hasta desaparecer, recuerda, tiene que ser lija de agua, de lo contrario podrías hasta lastimarte más de lo que piensas.

Localiza las zonas donde la piel se ha endurecido y aplica una ligera cantidad de aceite de almendra. También puedes usar alguna crema extra humectante varias veces al día. Recuerda que la piel necesita mantenerse flexible e hidratada, la razón por la cual la piel se despega es porque el pliegue ya no se dobla y la presión hace que se arranque. En el mercado existen varios bálsamos que pueden ayudar a que tu piel esté suave.

Date mantenimiento constante, esto evitará formación de piel gruesa y evitará el dolor innecesario.

¿Ya te abriste? Cúrate

“Ponte pipi, vinagre, sal..”, He escuchado de todo, por favor no lo hagas, ¿que acaso no tienes una farmacia cerca?

El procedimineto correcto para curar una herida como estas es el siguiente:

  1. Corta lo más y mejor que puedas la piel que se despegó, al raz, sin dejar pedazos que ya no estén adheridos a tu mano, con esto evitarás la humedad misma que puede causar infecciones.
  2. Lava con agua y jabón, ¡si jabón! te va a doler y no te va a gustar pero hay que quitar toda clase de impurezas de la herida.
  3. Aplica algún desinfectante. New Skin, a quién no le han puesto este instrumento de tortura, yo tengo uno nada más para ponerle a las personas y ver como una persona de 1. 90 de altura con cuerpo atlético llora como niña al caer una gota de este producto en la herida. También en México tenemos mertiolate, yodo, en fin, desinfecta.
  4. Humecta. no dejes que la herida seque, recuerda, tus manos son muy flexibles, si dejas que la herida seque podrás romper la cicatrización y abrir tu mano, y créeme, no es agradable estar teniendo pequeñas heridas dentro de tu herida.

Puntos importantes, evita cubrir con algún material que se pueda pegar a tu piel, olvida las gasas, curitas, algodón, kleenex. Deja que respire, y trae siempre a la mano vitacilina o alguna pomada humectante.

Sabiendo esto nos queda claro que si te abres las manos es por que quieres, nos gusta el dolor, si, pero no está padre tener que dejar de entrenar porque tus manos quedan inútiles para realizar ejercicios. Siéntete orgulloso de romper un PR, realizar un movimiento que no te salía, no de dejar rastros de tu ADN por todo el box.