Ingerir alimentos antes de realizar ejercicio es un tema que se presta para muchas opiniones; hay quienes dicen que es indispensable, quienes sostienen que es mejor evitarlo y quienes lo perciben como algo indiferente.

 

Al final de la historia todo se relaciona con escuchar a nuestro cuerpo, con utilizar el sentido común para decidir qué es lo mejor para nosotros y cómo nos sentimos si lo hacemos o si lo evitamos. Cada cuerpo es y reacciona diferente, lo importante es ser sinceros con nosotros mismos.

Al final de la historia todo se relaciona con escuchar a nuestro cuerpo
Si eres de los que disfrutan de un platillo antes de realizar una actividad física, te dejamos una receta que te proporcionará energía para tu rutina y que además es muy fácil de hacer.

 

Ingredientes
1/2 pieza plátano – Aporta potasio
2 piezas kiwis – Aporta vitaminas E y K
2 tazas de agua o leche de almendra – el agua no tiene calorías y la leche de almendra contiene proteína
1 taza de espinacas – Contiene potasio y vitaminas A, C y E
1 taza de kale – Aporta gran cantidad de antioxidantes
1/3 taza de jugo de limón – Contiene vitaminas B y C
1/3 taza de coco rayado – Está lleno de antioxidantes, aminoácidos, enzimas
1/3 taza de fresas – Fuente de vitaminas del grupo B y actúa como antinflamatorio

 

La espinaca es uno de los alimentos más densos en nutrientes en el planeta.

Instrucciones

  1. Colocar en una licuadora el plátano y el agua o leche de almendras.
  2. Añadir las espinacas, el kale, el jugo de limón y los kiwis
  3. Batir hasta lograr una consistencia cremosa
  4. Verter en un plato hondo
  5. Colocar el coco y las fresas sobre la mezcla
  6. ¡Disfrutar!
Si tienes alguna receta que te haya funcionado y te gustaría compartirla con nosotros, ¡no dudes en contactarnos!