Temporada de frío: líbrate de lesiones y enfermedades

34
0

La temporada de invierno en el hemisferio norte a llegado, y miles de personas tendrán que lidiar con el entrenamiento en temperaturas no muy agradables que digamos, y no cabe duda que no es lo mismo entrenar a 28ºC que a -5ºC. El hecho de tener que entrenar a temperaturas menores en cualquier tipo de deporte incrementa las posibilidades de lesionarse o padecer algún tipo de enfermedad estacional, que finalmente serán un obstáculo en tus metas para el próximo año; ya sea ganar alguna competencia o mantener un buen estado físico.
Estamos seguro que si aplicas estos simples consejos estarás previniendo de manera efectiva cualquier problema relacionado a la época de frío en cualquier lugar en donde te encuentres.

1. Pon atención a tu dieta

Uno de los mayores estimulantes del sistema autoinmune es sin lugar a duda lo que consumes de comida diariamente, y vamos a ser sinceros en epoca de frio, nuestro monstruo monchero sale de su cueva y basicamente el consumo de porquerías es directamente proporcional al grado de frio que hace, ¿o me van a decir que a 0ºC se les antoja una ensalada fresca?

Por esta razón es indispensable que mantengas un poco de disciplina en tu dieta, no abusando de carbohidratos simples y tratando de consumir mas productos de origen natural sin tantos químicos y conservadores que tienen un impacto negativo en tus células que pudieran llegar a protegerte de una infección. Es muy recomendable el consumo de frutos ricos en vitamina C, en lo personal siempre consumo diariamente durante la época de frío, polvo o pastillas de acerola, el cual es un fruto que posee 900 veces más vitamina C que una naranja.

2. No te saltes el calentamiento

En temporada de temperaturas cálidas y agradables como el verano, es común que el periodo en el cual el cuerpo se “calienta” es más corto, esto es simplemente llevar más sangre a la mayoría de los músculos para poder contar con oxigeno y nutrientes, así como aumentar la temperatura del cuerpo para que este gane mayor elasticidad y no se desgarre o lesione.

En época de frío este periodo de “calentamiento” toma más tiempo debido a diversos factores como lo son la vaso constricción, las bajas temperaturas en el ambiente, sensaciones dolorosas en lesiones pasadas, y afrontemos que cuesta mucho trabajo carburar antes de nuestra sesión diaria.

Comienza lento con algún ejercicio aerobico que incremente el flujo sanguíneo por lo menos por 10 minutos, en lo personal adoro remar, ya que salir a correr con el frío es poco estimulante. Posteriormente comienza a movilizarte con calistenia y movimientos gimnásticos de dificultad baja para incrementar tus rangos de movimiento y entrar en calor, finalmente puedes empezar a trabajar en pequeños lapsos de alta intensidad para irte preparando para entrar a tu sesión del día. Recuerda que es muy importante tener paciencia y si hace unos meses te llevaba 15 minutos calentar, probablemente en épocas invernales te lleve hasta 40 minutos sentirte listo.

3. Cuidado con los focos de infección

El principal foco de infección son los familiares, amigos, y compañeros que ya contrajeron algún tipo de enfermedad infecciosa, más específicamente se infectaron muy probablemente con el virus de la gripe o influenza estacional. Trata de mantener una distancia segura y no saludar de beso, lleva contigo algunos paños desinfectantes desechables para limpiar el equipo y/o alcohol en gel para limpiarte las manos, sobre todo antes de consumir algún alimento o preparar tu proteína.

Es muy fácil identificar alguien que esta enfermo:

  • Tose o estornuda mucho
  • Pudiera tener la nariz roja y ojos llorosos
  • A metros escuchas como esta congestionado de la nariz
  • No puede estar a más de 1 metro de la caja de pañuelos
  • Habla de forma gangosa
  • Se ve sin energia
  • Tiene hijos en etapa escolar

4. Tápate

Antes de salir corriendo al finalizar el entrenamiento, recuerda que tu cuerpo esta “caliente” y que un cambio drástico de temperatura puede afectar tu salud. Te recomiendo que permanezcas un rato más dentro de la instalaciones y te relajes por unos minutos hasta que tu cuerpo se enfríe un poco.

Aquí lo importante es salir con ropa suficiente para ayudar a tu cuerpo en conservar el calor y evitar padecer un golpe de frío. Unos buenos calentadores, sudadera, pants, chamarra y gorro harán la diferencia.

5. ¡Entrena! pero no te pases

El ejercicio es un gran estimulante del sistema inmune, y esta bien estudiado que personas que mantienen una actividad física importante a lo largo del año, padecen menos enfermedades que aquellas personas que son sedentarias (esto también se relaciona a una mejor nutrición).

Sin embargo el exceso de entrenamiento o sobre entrenamiento, merma tu sistema inmune ya que el cuerpo invierte más recursos en recuperación después de sesiones intensas de ejercicio que en mantener un buen sistema inmune. Por lo que procura cuidar mas el sobre entrenamiento durante épocas de frío. Y lo mas importante de todo descansa lo suficiente, no por entrenar mas y descansar menos serás mejor que los demás.

¡Así que ya saben cuídense en la temporada de frio y a entrenar!