La dureza mental es la habilidad de mantenerse positivo y proactivo en las circunstancias más adversas y desafiantes.

Las circunstancias más adversas

En otras palabras, ser positivo y proactivo cuando todo está saliendo bien es un buen comienzo, pero cuando realmente cuenta permanecer así es cuando las cosas salen mal. ¿Qué haces cuando las cosas no salen bien en el entrenamiento o en competencia? ¿te dejas a ti mismo caer en espiral, teniendo dudas acerca de tus habilidades? ¿o puedes reconocer y aceptar lo que sea que suceda y seguir adelante con completa confianza?

Tanto en el entrenamiento como en competencia, los tiempos difíciles requieren reacciones con mentalidad firme.

Como cualquier skill, la dureza mental requiere práctica.

Date cuenta que solo tienes tiempo de practicar cuando tienes un mal día

 Cada vez que decidas responder de manera productiva, te haces a ti mismo mentalmente formidable. Cada vez que escoges reaccionar de manera negativa, te metes el pie a ti mismo.

¿Qué vas a escoger?